10 de enero

10 de enero de 1531                                               

El rey, Carlos V, ordenó al concejo de Guadalajara que pidiese opinión a sus regidores y personas con experiencia si, ante el elevado precio del trigo, cebada y centeno, convenía o no poner una tasa y qué precio sería el más justo.

Mientras esto se decidía, que la ciudad ponga el precio y que nadie pueda venderlo más caro.
10 de enero de 1585

Se acordó que hubiese dos libros en el concejo, ya que había dos escribanos del ayuntamiento, para que  cada uno de ellos escriba los acuerdos de la ciudad y se guarden en el archivo que se había mandado hacer en una sala en la parte baja del concejo de dos llaves y que cada escribano tuviese la suya.

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe tu comentario.