12 de junio

12 de junio de 1559

La oruga estaba causando graves destrozos en el monte y no había nada ni nadie que le pudiese remedio. Pero el Concejo se enteró de que había   un fraile del monasterio de San Francisco, predicador y de buena doctrina, llamado Nava, que era boticario del monasterio, que ya había eliminado la oruga en otros sitios; por lo que se acordó que se le pidiese que ayudase a la ciudad y a sus vecinos a eliminarla.

 

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe tu comentario.