15 de diciembre

15 de diciembre de 1550

Ante las continuas cortas y talas de los montes públicos de la Alcarria y del Campo, y para evitar que desapareciese el monte ordenaron que cualquiera que cortase o talase en los montes vedados cualquier pie de carrasco, de roble o de pino que sea del grueso de la muñeca o mayor se le pondrá una multa.

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe tu comentario.