27 de enero


27 de enero de 1575

Sobre el humilladero de la Soledad

Se dice que se edificará frente al monasterio de Santo Domingo, extramuros de la ciudad, en cumplimiento de lo acordado por el ayuntamiento del 26 de enero, vinieron al lugar donde más decentemente y menos daño y perjuicio se pueda señalar el sitio y lugar pedido por el prioste y cofrades del cabildo de Nª Sra. de la Soledad, para hacer un humilladero para su honra y servicio. Estaban presentes, el padre fray Martín de Santís, vicario del dicho monasterio y fray Diego de la Encarnación y fray Pedro de Toledo y otros frailes. Dijeron todos (frailes y regidores) que estaba bien el humilladero en frente del monasterio. A continuación se amojonaron las tapias y paredes, que se harían frente a la plaza del mercado.
Estuvieron presentes, Juan López, pintor, prioste del cabildo, Juan de Medina, escribano, Francisco Gutiérrez, ensamblador, Felipe de Aguilar, carpintero.

27 de enero de 1634

Sobre la fiesta de San Blas.
Se dice que en ayuntamiento del 2 de febrero de 1628 se acordó tomar como abogado a San Blas, para que intercediese ante Jesucristo para que desapareciese la enfermedad del garrotillo (la difteria) que había en la enfermedad ese año y se estableció desde ese día que se celebrase su fiesta por la ciudad perpetuamente, sin que nadie ese día pudiese trabajar, y que un día después de la celebración de la fiesta del Santo, en su octava se hiciese perpetuamente un oficio divino de vísperas y misa cantada en el monasterio de San Francisco por la salud de la ciudad y de sus vecinos. Para que nos libre de la enfermedad del garrotillo y de cualquier otro mal de garganta.

27 de enero de 1702

Se aumentó la iglesia de los jesuitas.

 

 

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe tu comentario.