30 de mayo

30 de mayo de 1578
El 30 de mayo, ante la carestía tan grande que se padecía, por la esterilidad del tiempo y por las malas cosechas de los dos últimos años, se pidió licencia al rey para tomar a censo hasta 30.000 ducados, para la compra de trigo para el abastecimiento de la ciudad y cargarlos y fundarlos sobre los bienes propios y bienes comunes de la ciudad y su tierra, mencionando para ello una cédula y facultad real.

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe tu comentario.