5 de abril

5 de abril de 1469

Cédula de Enrique IV , Ocaña, 5 de abril de 1469, refrendada de Juan de Oviedo, su secretario, en la que dice que si dentro de 65 días no hiciese merced a don Diego Hurtado de Mendoza, II Marqués de Santillana, de la ciudad de Soria, con 1000 vasallos, o de la villa de Santander con su tierra, o la de la villa de Torija, Cobeña, Daganzo y Maqueda, que son del obispo de Sigüenza y del vizconde sus hermanos o villas del Infantazgo que son de la condesa de Santiesteban, pudiese el dicho marqués tomar posesión de la ciudad de Guadalajara con su castillo, fortaleza, tierra y términos de que su majestad le había hecho merced.
Para que esto se cumpliera se le entregó una carta de merced de la ciudad de Guadalajara y un albalá de 500.000 mrs de juro… En cuanto se le entregase cualquiera de lo pedido, devolverá la merced de la ciudad de Guadalajara y los 500.000 mrs de juro.
Si al cabo de los 65 días no tuviese merced de dichos partidos gozaré de la ciudad de Guadalajara y de su Tierra y de los 500.000 mrs.
Hace referencia a la carta que le dio el rey el día de Santa Cruz de septiembre de 1464, pues dice que si se le hace merced de entregarle la ciudad de Guadalajara devolverá todas las mercedes obtenidas desde esa fecha (1464).
Así lo firma el duque en 29 de marzo de 1469.
A consecuencia de ello el rey firmó esta cédula

5 de abril de 1779

Obligación entre el colegio de carmelitas descalzas y don José de Torres, Vizconde de Irueste y marqués de Villamejor, y su mujer, doña María Bastida. Su hija, natural de la villa de Guisona (Lérida), quiso entrar como colegiala en este colegio. Se comprometen a pagar por su alimentación, cada año, 1100 rs y 12 fs de trigo, a cambio la educarán y enseñarán cosas que previene su instituto.
Otra colegiala: Dª María Jesús de Lara, hija de don Juan de Lara.

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe tu comentario.